Estos son los resultados de mis clientes tras experimentar los productos y servicios de Crealia Coach
Antes de trabajar con Silvia no era capaz de realizar lo que me proponía. Me auto-saboteaba. No entendía por qué no conseguía ir hacia delante. Ahora sé como avanzar. Tengo muchas estrategias, y, gracias a los logros conseguidos, tengo más confianza en mi misma. He perdido muchos miedos. He dejado muchos pesos muertos detrás. Suelo estar de buen humor. Además del peso que quería perder, y sigo en eso, lo más importante ha sido entender qué me pasa, y que yo tengo herramientas para gestionar mi vida. Por ejemplo, me relajé, dejé de vivir agobiada todo el día, los cambios de planes no me vuelven loca, me los tomo con buen humor, me río de casi todo. He recordado que fui feliz, y que puedo seguir viviendo esa felicidad. Me pude quitar algo de medicación. La comida está más buena, los libros que leo me gustan más, los colores son muy bonitos, he recuperado buenas costumbres. Me miro mucho en el espejo, antes no me atrevía. La gente me cae bastante bien. El principal beneficio ha sido el entender qué me pasa. Detectar, buscar causas y saber gestionar yo misma mis soluciones. Por ejemplo, en verano estuve unos días mareada, luego se me pasó. No supe por qué. En noviembre me pasó lo mismo, y me di cuenta que coincidía el periodo de mareo con plazos de convocatorias de ayudas europeas, que suponían un gran reto para mí. Entonces, en enero, antes de acercarme al plazo empecé a hacer ejercicios específicos de relajación, combinados con locales de cuello, y razonamiento sobre lo que me pasaba. Los mareos fueron más leves. En la convocatoria de febrero no estoy mareada, ni preocupada, trabajo como cualquier otra convocatoria, sin ejercicios específicos. He conseguido dominar mi miedo al fracaso en ese nivel. Ahora me siento muy contenta. Con mil proyectos, y con paz. Lo mejor de trabajar con Silvia ha sido recuperar lo bueno de mi misma. No buscar fuera, ni escuchar consejos, sino saber cómo buscar las soluciones dentro de mí. Así son fáciles de adoptar, porque ya son mías, soy yo misma.``
Irina
He recuperado lo bueno de mi. Soy feliz, y estoy en Paz. Soy yo misma.
testimonial author
Antes de empezar Mentalidad Delgada estaba cansada, sin saber los por qués, sin saber cómo seguir. Enfrentándome a mis kilos de más que deterioran mi salud, a mi impotencia ante mis atracones, al miedo a utilizar la comida como muleta recurrente ante cualquier situación que me provoca ansiedad, a la certeza de que mis comportamientos me alejaban de lo que es importante para mí, a mirarme al espejo cada mañana y sentir que tenía una doble en algún sitio que se había llevado lo bueno, dejándome ante el reflejo de lo malo. Sentía resignación, que me llevaba a no vivir una vida plena, a sentirme anclada al victimismo que siempre me limitaba pero sin herramientas para salir de ahí. Ahora es como si me hubiera puesto las pilas, conozco los por qués y estoy aprendiendo a afrontar algunos miedos, enfocando las situaciones que van viniendo de manera que no me hagan daño y no me lleven a los atracones.
He adoptado algunos hábitos respecto a la comida que me benefician claramente. Me miro todos los días al espejo, aceptando mi imagen como una parte de mi persona, no como una limitación para vivir una vida más plena. Hoy me he dado mi primer baño en la piscina, mi cuerpo ya no es una cárcel, es el medio para disfrutar de algo tan sencillo como un día de piscina. La seguridad, que para mi era un valor muy importante y que dependía en gran parte de condicionantes externos, ha pasado a un plano menos importante, menos dependiente de los demás. Procuro no ir siempre al negro, tratando de buscar un enfoque que me beneficie. Me siento más tranquila, aceptando las circunstancias y usando lo aprendido para no ver las cosas tan terribles pero también sabiendo que puedo cambiar las cosas, afrontando pequeños retos, y algunos miedos de los que cuesta deshacerse. Silvia era una desconocida que me entiende y sabe cómo me siento. Que me ha enseñado un camino para escapar de la cárcel que consideraba mi cuerpo y mis miedos. Tanto ella como el programa y las preguntas de los cuadernos de trabajo, me han guiado desde lo oscuro a la esperanza de que las cosas pueden cambiar mediante la acción. Sé que el camino acaba de empezar pero me encuentro con fuerzas para ello.
Ana Sarasqueta
Desde lo oscuro hasta hacer que las cosas cambien
Gracias por dar una perspectiva diferente y demostrar que en el fondo quién tiene `` el poder`` para perder peso o cualquier otra cosa que nos propongamos, lo tenemos nosotras mismas. Fácil tampoco es porque hay situaciones muy automatizadas pero desde la consciencia, tal y como nos has dicho, se pueden desprogramar. Yo estoy con la motivación bastante alta aunque con algo de miedo por no `` deshincharme`` pero algo me dice que esta vez es diferente porque lo adquirido en este curso también es diferente.
Raquel

GRACIAS, de verdad, MUCHAS GRACIAS.
Bueno, ahora queda ponerlo en práctica día a día e ir consiguiendo objetivos. Muchas gracias Silvia por estas herramientas que son extrapolables a otros objetivos y que nos has mostrado de manera tan clara y práctica.
Ana

Cada vez que pensaba que tenía que perder tantos kilos veía una cosa suuuuuuper lejana, y haciendo este ejercicio, me he dado cuenta que en 6-7 meses puedo conseguir el objetivo incluso saltandome la dieta!
Ahinitz

testimonial author
Cuando me acerqué a trabajar con Silvia fue por un tema de vulnerabilidad. Tenía miedo a no ser suficiente, a ser rechazada...Todo ello me hacia permanecer desconectada o realizando pocas conexiones, provocando precisamente lo que no deseaba, mi aislamiento. Esta situación me estaba afectando personalmente y en el desarrollo de mi proyecto como empresaria de coaching, pues me provocaba una parálisis energética y emocional, así como una huída hacia la tristeza, la depresión,... No tenía miedo al fracaso, era vergüenza a que pudiesen descubrir que no era suficiente, que no era buena madre, buena esposa, buena coach, buena hija, buena persona.... Miedo a que se cayeran mis mácaras y descubriesen que no era perfecta y por tanto no fuese merecedora de ser aceptada y amada. Desde el minuto 1 en que comencé a trabajar con Silvia fuí haciendo pequeños cambios e incorporando nuevos hábitos de conexión y compasión conmigo misma. Y muy pronto comenzaron los cambios profesionales: hice un Encuentro OnLine, organicé varias Charlas presenciales y 1 Taller Presencial en la ciudad donde vivo. Conseguí salir de la parálisis, exponerme y afrontar mi miedo al rechazo. También hubo cambios personales en el ámbito de las relaciones (conmigo misma, con mi pareja, con mi hija,...) Fué liberador. Hoy me encuentro más cómoda con la vulnerabilidad. Le he puesto rostro y me ha abierto un camino hacia el coraje, la autenticidad, el compromiso, la honestidad y la compasión. Camino por el que transcurro a diario asumiendo retos de contribución en las redes con diferentes acciones. Y cuando me acorralan antigüos miedos acudo a la siguiente pregunta ¿qué haría si no tuviese miedo? y desde ahí actúo. Trabajar con Silvia fue fácil. Desde el primer momento me sentí conectada, entendida, no juzgada y en las mejores manos para ser acompañada. Su mirada y risa franca te abren la puerta a la confianza. Y su palabra directa y con cariño, te va tocando donde duele para que puedas liberar uno a uno cada conflicto y así poder avanzar. Si tuviera que destacar algo de Silvia señalaría su autenticidad y compromiso conmigo y con el proceso. Solo puedo decir gracias por todo lo vivido y crecido
Inma Buitrago
Su mirada y risa franca te abren la puerta a la confianza. Y su palabra directa y con cariño, te va tocando donde duele para que puedas liberar uno a uno cada conflicto y así poder avanzar.
Me encanta cómo está planteado y eso ayuda a ordenar... a que todas las emociones mezcladas y revueltas se reduzcan a dos o tres, se consiga definir y concretar.
Nuria

Me encanta
Muchas gracias por este taller, estoy en una fase nueva de mi vida, y estoy cimentando nuevas bases, me apoyaré en lo que he aprendido sobre todo en llevar a la práctica la última lección.
Nieves

Estoy en una nueva fase de mi vida
Tras leer Mentalidad Delgada, lo considero una espléndida guía. Cuando has comenzado varios regímenes (como yo) y éstos te han fallado, creo que este libro es una buena solución
Lina

Una buena opción
Compré el libro por curiosidad y coincidiendo con el inicio de mi dieta como propósito (al igual que el de otra mucha gente) de principio de año. Reconozco que pensé que sería muy superficial, pero tras su lectura y, sobre todo, tras aplicar las técnicas que ofrece (porque no se queda solo en la teoría, tiene ejercicios para aplicarlo), tengo que decir que habla de una actitud ante la vida, en general, que te permita quererte a ti misma y ser y hacer lo que de verdad quieres (sea con unos kilos de más o de menos), prácticamente como un manual de psicología y autoestima. Mentalidad Delgada habla del significado que damos a las cosas, de las emociones que sentimos y de las acciones que conllevan (y que muchas veces no producen los resultados que esperamos). Y sí, perder kilos será una consecuencia de hacer las cosas mejor, pero no la única, no se trata de eso, el libro va mucho más allá. Además, la autora tiene un portal web donde ofrece muchos recursos para aprender a valorarnos, con varios programas que me parecen muy interesantes y otros cursos y materiales. La verdad es que me ha gustado mucho y lo recomiendo
Marta

Un libro muy recomendable y con un mensaje profundo
Es un libro muy motivador para todos aquellos que necesitan pararse y pensar antes de actuar, no es todo teoria hay su parte práctica
Olivia

Muy motivador
Me están siendo de mucha ayuda todas las observaciones y razonamientos que da la autora. Mentalmente creo que estoy casi preparada . Los ejercicios que propone te hacen dar cuenta de muchas cosas.
Nuria

Es un manual de coaching . Es de utilidad tanto para profesionales como para principiantes en el tema , gracias a la sencillez del estilo de escritura.
Fernando

Es un libro fabuloso